AGESTIC

Informe sobre el carácter finalista de la cuota de formación profesional que aportan empresas y trabajadores

Ante las manifestaciones expresadas por algunos responsables administrativos cuestionando el carácter finalista de la cuota de formación profesional que satisfacen empresas y trabajadores, conviene insistir en los siguientes extremos:

  • El Eje 12 de los IV Acuerdos Tripartitos sobre Formación Profesional para el Empleo, suscrito con el Gobierno de la Nación, indica que la financiación del subsistema se llevará a efecto con un criterio de “garantía de uso de los fondos FINALISTAS de la cuota de formación profesional”, hasta el punto de que se compromete la “articulación de fórmulas y medidas legislativas que sean necesarias para la reanualización de los excedentes”.
  • Por su parte, el RD 395/2007, de 23 de marzo, por el que se regula el subsistema de formación profesional para el empleo, indica en su Artículo 6 (“Financiación”) que: “1) El subsistema de formación profesional para el empleo se financiará, de conformidad con lo establecido en la Ley de Presupuestos Generales del Estado, CON LOS FONDOS PROVENIENTES DE LA CUOTA DE FORMACIÓN PROFESIONAL que aportan las empresas y trabajadores, con las ayudas procedentes del Fondo Social Europeo y con las aportaciones específicas establecidas en el presupuesto del Servicio Público de Empleo Estatal”. A mayor abundamiento, la Disposición Adicional Octava de este Real Decreto, preceptúa que: “El Gobierno articulará las fórmulas y las medidas que sean necesarias para que los fondos con DESTINO A LA FORMACIÓN PARA EL EMPLEO, provenientes de la cuota de formación profesional, sean APLICADAS EN SU TOTALIDAD a la financiación de las iniciativas de formación recogidas en este Real Decreto”.
  • La Disposición Adicional Vigésimo Primera de la Ley General de la Seguridad Social (RDL 1/1994, de 20 de junio), dispone en su Nº 2 lo siguiente: “Las cuotas al Fondo de Garantía Salarial y para Formación Profesional, mientras se recauden conjuntamente con las cuotas de Seguridad Social, se liquidarán e ingresarán en la forma, términos y condiciones establecidos para estas últimas”. Todo lo anterior significa que sólo existe una RECAUDACIÓN CONJUNTA, y de carácter temporal (“mientras se recauden conjuntamente”), de tres cuotas distintas (para el Fondo de Garantía Salarial, para la Formación Profesional y para la Seguridad Social), cuotas que son distintas y que nunca llegan a integrarse en una única cuota de Seguridad Social, por tener finalidades y aplicaciones distintas.
  • Por su parte, la Ley General de Presupuestos Generales del Estado 2011, en su Disposición Decimoquinta-Uno, indica que: “Sin perjuicio de otras fuentes de financiación, los fondos provenientes de la cuota de formación profesional SE DESTINARÁN A FINANCIAR EL SUBSISTEMA DE FORMACIÓN PROFESIONAL PARA EL EMPLEO regulado por el Real Decreto 395/2007, de 23 de marzo…”. En iguales términos, se pronuncia la Disposición Adicional Cuadragésimo Tércera-Uno del borrador de PGE para 2012.
  • Finalmente, el Tribunal de Cuentas, aplicando toda la normativa anterior, aprobó el Informe de Fiscalización sobre la financiación de las prestaciones gestionadas por el SEPE en el pleno de 26 de enero de 2012, Informe en el que se recogen las siguientes afirmaciones: “De conformidad con lo dispuesto en la normativa anterior, este Tribunal de Cuentas considera que LOS RECURSOS PROCEDENTES DE LA CUOTA DE FORMACIÓN PROFESIONAL TIENEN LA CONSIDERACIÓN DE INGRESO AFECTADO CUYA FINALIDAD ESPECÍFICA DEBE SER EN SU TOTALIDAD LA FINANCIACIÓN DE LAS INICIATIVAS DE FORMACIÓN establecidas en el ordenamiento jurídico español. En este contexto, este Tribunal de Cuentas verificó que el Servicio Público de Empleo Estatal NO REFLEJÓ EN SU CONTABILIDAD la existencia de un REMANENTE DE TESORERÍA generado por las cuotas de formación profesional QUE DEBÍA DE ESTAR AFECTADO EXCLUSIVAMENTE A FINANCIAR EL SUBSISTEMA DE FORMACIÓN PROFESIONAL PARA EL EMPLEO, sino que formó parte del remanente de tesorería general calculado por este Organismo, DESTINÁNDOSE A FINANCIAR EL DÉFICIT DEL CONJUNTO DE PRESTACIONES POR DESEMPLEO y no, exclusivamente, para la financiación del subsistema de formación profesional, tal y como disponía la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2009. Por ello, este Tribunal de Cuentas considera necesario que el SEPE adopte las medidas oportunas tendentes a garantizar el cumplimiento de lo dispuesto en la normativa reguladora del subsistema de formación profesional, con el fin de que LOS RECURSOS PROCEDENTES DE LA CUOTA DE FORMACIÓN PROFESIONAL SEAN APLICADOS, EN SU TOTALIDAD, A LA FINANCIACIÓN DE LAS DISTINTAS INICIATIVAS DE FORMACIÓN”.

Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo Asistencia Técnica de CEOE y CEPYME