AGESTIC

Reclamaciones de intereses de demora e indemnizaciones por los costes de cobro por impagos de las AA PP

COMUNICADO DE AMETIC SOBRE EL PROCESO DE RECLAMACION DE INTERESES DE DEMORA E INDEMNIZACIONES POR TODOS LOS COSTES DE COBRO POR  IMPAGOS DE LAS AA.PP

El periodo transitorio, que establece la Ley 15/2010, de 5 de julio, de modificación de la Ley 3/2004, de 29 de diciembre, por la que se establecen medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales, para que las administraciones públicas reduzcan su límite de plazo se extiende hasta 2013, con una escala de 50 días para 2011, 45 para 2012 y 30 días desde el 1 de enero de 2013. Igualmente dicho texto legal modifica el artículo 200.4 de la Ley 30/2007, de Contratos del Sector Público, en relación con el cumplimiento de los plazos de pago por parte de las AAPP.

Por todo ello, si la Administración se demorase en el pago más allá de los días de plazo indicados, deberá abonar al contratista, a partir del cumplimiento de dicho plazo, los intereses de demora y la indemnización por los costes de cobro en los términos previstos en la Ley 3/2004, de 29 de diciembre, por la que se establecen medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales, para lo cual cabe tener presente que:

  • El tipo legal de interés de demora que la Administración Pública deudora estará obligada a pagar será la suma del tipo de interés aplicado por el Banco Central Europeo a su más reciente operación principal de financiación efectuada antes del primer día del semestre natural de que se trate más 7 puntos .
  • El contratista acreedor de la Administración incursa en mora tiene derecho a reclamar a ésta una indemnización por todos los costes de cobro debidamente acreditados que haya sufrido a causa de la demora en el pago. La indemnización no podrá superar, en ningún caso, el 15 % de la cuantía de la deuda, excepto en los casos en que la deuda no supere los 30.000 euros en los que el límite de la indemnización estará constituido por el importe de la deuda de que se trate. No procederá esta indemnización cuando el coste de cobro de que se trate haya sido cubierto por la condena en costas de la Administración deudora.

Requisitos para que el acreedor pueda exigir los intereses de demora:

El acreedor tendrá derecho a intereses de demora cuando concurran simultáneamente los siguientes requisitos:

  1. Que haya cumplido sus obligaciones contractuales y legales.
  2. Que no haya recibido a tiempo la cantidad debida a menos que el deudor pueda probar que no es responsable del retraso.

Interés de demora

  1. El interés de demora que deberá pagar el deudor será el que resulte del contrato y, en defecto de pacto, el tipo legal que se establece en el apartado siguiente.
  2. El tipo legal de interés de demora que el deudor estará obligado a pagar será la suma del tipo de interés aplicado por el Banco Central Europeo mas 7 puntos porcentuales.
  3. El Ministerio de Economía y Hacienda publicara semestralmente en el Boletín Oficial del Estado el tipo de interés resultante por la aplicación de la norma contenida en el apartado anterior.

Indemnización por costes de cobro

  1. Cuando el deudor incurra en mora, el acreedor tendrá derecho a reclamar al deudor una indemnización por todos los costes de cobro debidamente acreditados que haya sufrido a causa de la mora de éste. Con determinados límites, en función de la cuantía de la deuda.
  2. El deudor no estará obligado a pagar la indemnización establecida en el apartado anterior cuando no sea responsable del retraso en el pago.

Facturación de intereses.

  1. Los intereses se devengan con posterioridad a la factura, como sucede en la contratación, una vez se produzca el pago del principal, lo que permite calcular la demora, es en ese momento cuando la empresa efectúa la liquidación y la comunica al deudor.
  2. Los intereses moratorios deben incluirse en una factura, que no incluye el IVA por entenderse sólo devengado en el momento que se produce el pago
  3. En las reclamaciones parciales a los deudores respecto a los intereses que se van acumulando, pueden enviarse cartas de reclamación; cuando haya finalizado el periodo y se vayan a cobrar los intereses se expedirá la factura.

Prescripción.

El contratista tiene un plazo de cuatro años desde que se produjo la entrega del suministro o la prestación del servicio para reclamar las deudas (artículo 25.1 de la Ley 47/2003 de 26 de septiembre, General Presupuestaria). Igual plazo cuatrienal hay para reclamar los intereses de demora, pero contando desde que se produjo el pago del principal.